Es el proceso que se utiliza para tratar los dientes con fines estéticos, eliminando, de esta manera, manchas o coloraciones de origen extrínseco o intrínseco. Este procedimiento es de los más solicitados actualmente y cada vez más considerado parte de la rutina de belleza.

Los dientes tienen gran variedad de colores debido a distintos motivos, pero básicamente el color de los dientes está determinado genéticamente, este está dado por el conjunto de estructuras que forman el diente como son el grosor y la calidad del esmalte, y el color y la cantidad de dentina.

Los cambios del color dental se pueden dar por:

1. Causas intrínsecas: Se crean de la parte interna a la parte externa dental.

• Manchas por tetraciclinas.
• Fluorosis.
• Trauma dental.
• Hipoplasia.
• Amelogenesis.
• Envejecimiento dental.

2. Causas extrínsecas: Se crean por la ingesta de algunos productos o alimentos como lo son: té, café, nicotina, coloronates alimenticios, vino tinto, clorhexidina.

El blanqueamiento puede ser de tres tipos:

• Blanqueamiento en casa.
• Blanqueamiento en casa con supervisión profesional.
• Blanqueamiento realizado en consulta.
• Blanqueamiento dental interno

Contraindicaciones:

• Embarazo.
• Lactancia.
• Menores de edad.
• Sensibilidad dental.
• Exposición radicular.
• Caries
• Defectos del desarrollo del esmalte.
• Enfermedad periodontal.
• Dientes con tapaduras de gran tamaño.

Leave a Reply